Arroz con leche de coco y caramelo de cardamomo

Como hacer este Arroz con leche de coco en su versión más exótica, con jengibre, cardamomo y anís estrellado

Uno de los postres por excelencia de la gastronomía española es el arroz con leche asturiano, con su capa de azúcar quemada por encima, su grano super meloso y sus matices de anís, canela, naranja y vainilla. Pero nosotros vamos a ir un paso más allá y vamos a darle un giro muy exótico con este arroz con leche de coco.

En primer lugar, uno de los puntos claves a la hora de hacer cualquier receta con arroz es la variedad que vamos a utilizar. Sin entrar en mucho detalle os diré que el más idóneo es el arroz Bomba por su resistencia a la cocción larga, aunque ciertos arroces para risotto como el Vialone Nano pueden ofrecer resultados muy buenos con una textura mucho más cremosa.

Leche de coco

Empezamos con nuestro arroz con leche

Para 4 personas:

  • 100 g de arroz Bomba o Vialone Nano
  • 1 L de leche entera
  • 100 ml de leche de coco
  • Sal
  • 100 g de azúcar
  • 15 g de jengibre fresco
  • Azúcar moreno (para caramelizar)
  • 3-4 granos de cardamomo
  • Canela y anís estrellado al gusto

En primer lugar, para acelerar el proceso de cocción y facilitar que el grano suelte sus almidones vamos a poner en una olla con agua (la justa para que cubra) a hervir el arroz. En cuanto haya hervido, apagamos el fuego y dejamos que vaya absorbiendo el agua.

Una vez se haya absorbido casi toda el agua, añadimos el jengibre entero, la canela, el anís estrellado, la sal y la leche. Tendremos cociendo a fuego lento el tiempo necesario (unos 45-60 minutos). Por otro lado, trituramos con ayuda de una batidora o un mortero de mano el cardamomo con azúcar que utilizaremos para caramelizar.

Cardamomo

Normalmente acostumbramos a ver cocciones de casi 2 horas para estos arroces con leche, sin embargo, al hacer la cocción previa con agua ahorramos tiempo y al terminar estos 60 minutos, el arroz va a quedar sumergido en un líquido del cual va a terminar de hidratarse en cuestion de 8 horas.

Una vez completados los 60 minutos de cocción y comprobar que el grano está casi al punto que deseamos, es el momento de añadir la leche de coco y el azúcar, remover durante 2 minutos y apartar del fuego. Dejaremos que enfrie lentamente en la propia olla (esto ayuda a obtener la textura perfecta sin necesidad de prolongar la cocción).

Una vez se haya enfriado como para meterlo a frío, lo ideal es guardarlo entero, sin dividirlo, ya que ayudamos a que la mezcla quede más homogenea en su textura. Lo tendremos al menos 8 horas reposando en frío antes de servirlo.

Para terminar, servimos en platos hondos o cuencos, espolvoreamos con nuestra azúcar de cardamomo y con soplete o pala caramelizamos.

Espero que os haya gustado esta versión fresca y exótica del arroz con leche, y como siempre, podeis aportar cualquier ingrediente, eso queda a vuestra imaginación 🙂

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *