Pollo al curry korma

Descubre los secretos para hacer esta suave y aromática receta de pollo al curry korma con un toque personal muy original.

Korma es un tipo de curry muy espeso, de color beige, medio dulce, nada picante y muy aromático, y tiene una peculiaridad: la carne siempre va cocida dentro de la propia salsa (esto ayuda a que quede más sabrosa y tierna).

Este curry es de los más conocidos internacionalmente, ya que es muy fácil de tolerar para gente no adaptada a la cocina hindú, cuenta entre otros ingredientes con algún fruto seco, lo que le aporta personalidad, así que hoy os vamos a dejar algunas claves para que podais hacerlo en casa y darle vuestro toque personal 🙂

Ingredientes para 2 personas:

  • 350 g de pollo
  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 15 g de jengibre
  • 1 cucharadita de semillas de cilantro
  • 3 clavos
  • 1 cucharadita de semillas de mostaza
  • 1 cucharadita de curry rojo en pasta
  • 1/2 cucharada de canela
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • 8 semillas de cardamomo
  • 1 cucharada de garam masala
  • 1/2 cucharadita de fenogreco
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/2 cucharadita de comino en polvo
  • Sal
  • 300 ml de leche de coco
  • 1 Yogurt
  • 1 cucharada de mantequilla de cacahuete
  • Ghee o aceite de oliva

Posiblemente no encontreis muchas de las especias citadas, en cuyo caso os sugiero utilizar el curry de mercadona, ya que por sus ingredientes es básicamente una mezcla de curry korma, y reforzarlo con algunas de las especias que tengais por casa.

Lo primero que haremos será juntar todas las especias, menos las semillas de mostaza y los clavos, y machacar todas junto con el aceite o el ghee en un mortero hasta hacer una pasta.

Ghee mantequilla curry korma
Ghee

Seguiremos partiendo el pollo en trozos de unos 5 cm de grosor, es decir, bastante grandes y los saltearemos hasta que se doren bien. Los retiramos y en esa misma sartén añadimos un poco más de aceite y sofreimos el clavo y la mostaza. Después de unos minutos, añadimos la pasta de especias y la sofreimos a fuego medio no más de 3 minutos. En este tiempo vamos a notar como cambian los olores ya que pasan a cocinarse y a impregnarse en el aceite.

A continuación añadimos el ajo, cebolla y jengibre picados en brunoise muy fina. Los rehogamos pero no más de 5 minutos, ya que en la cocina hindú es habitual encontrar estas verduras aún un poco crujientes.

Luego vamos a añadir el pollo de nuevo y rápidamente vamos a añadir la leche de coco, el yogurt y la mantequilla de cacahuete y a dejar cocer hasta que el pollo esté cocinado y la salsa reduzca lo suficiente.

¡El resultado va a ser espectacular! una salsa muy aromática, nada picante, muy untuosa, con esas notas a coco y a cacahuete que nos van a pedir comer más y más, ¡y si tenemos pan a mano, acabaremos irremediablemente mojando la salsa!

Recomiendo acompañar nuestro fantástico pollo al curry korma con un arroz pilaf con chiles frescos, clavo, ajo, cebolla y albahaca. ¡Toda una explosión de sabores subtropicales! 🙂

arroz pilaf albahaca curry
Arroz pilaf con albahaca
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *