Arroz con pollo de corral

Esta fantástica receta de arroz con pollo de corral surge del arroz con pitu de caleya asturiano, el cual me fascinó al probarlo en el restaurante Casa Marcial.

Decidí entonces hacer mi pequeña versión con lo que tengo por casa habitualmente y por supuesto, cambiando el pitu de caleya por pollo de corral o campero.

Ingredientes para 2 personas:

  • 1 vaso de arroz
  • 1 cuarto trasero de pollo y huesos o carcasas
  • 2 zanahorias
  • 1 pimiento rojo
  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Tomillo
  • 1/2 vaso de Vino tinto
  • 1/2 vaso de Vino oloroso dulce
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1 cucharada de Salsa de soja

Esta receta es un poco larga de hacer (cerca de 3 horas), pero muy sencilla y no requiere que estemos en la cocina.

En primer lugar, vamos a poner una olla para hacer el caldo de pollo. Para ello doramos los huesos y carcasas con un poco de aceite a fuego fuerte, y junto con 1 diente de ajo y media zanahoria. no importa que queden muy oscuros, siempre y cuando no estén calcinados. Una vez se hayan tostado añadimos un chorrito de vino oloroso dulce y de salsa de soja, y dejamos que hierva un poco. A continuación añadimos 1 litro de agua, tapamos y dejamos cocer a fuego medio 1-2 horas.

Por otro lado, cortamos toda la verdura en mirepoix, salaremos y marcamos el pollo en otra olla, procurando que la piel quede bien dorada. Retiramos el pollo y a continuación añadimos la verdura, que seguiremos cocinando a fuego fuerte. Una vez la verdura se haya sofrito un poco vamos a añadir el tomillo y más sal, y casi seguido el vino tinto y el oloroso que nos queda. Añadimos ahora el pollo de nuevo y dejamos que cueza a fuego lento y tapado durante 1h 30 min – 2 horas.

El resultado; un pollo estofado que estará super tierno y sabroso, el cual vamos a reservar, mientras tanto, la salsa donde ha cocido el pollo debemos triturarla.

Ahora sí, en una paella añadimos esa salsa resultante de la cocción del pollo y la verdura y la reducimos hasta que tenga textura de yogurt griego. En ese punto esa salsa se habrá convertido en nuestro «sofrito» del arroz. Añadimos ahora el arroz y lo sofreimos un poco. Colamos el caldo de pollo que estabamos haciendo anteriormente y lo añadimos a la paella, a razón de 2 vasos y medio por vaso de arroz.

Normalmente se añaden 2 vasos por cada vaso de arroz, pero en este caso utilizamos una paella más grande y por tanto, con más superficie de evaporación, para así obtener un arroz fino y con un ligero socarrat si lo deseamos.

arroz con pollo de corral paella
Ejemplo de paella fina y con socarrat

Dejamos que cueza a fuego alto y cuando rompa a hervir lo bajamos a fuego medio. En unos 15 minutos estará listo nuestro arroz con pollo de corral; pero como ya os habreis dado cuenta, ¡falta el pollo! Tranquilos, no nos hemos olvidado de él. En los últimos 3 minutos de cocción lo colocamos encima, entero o desmigado (se hace así para que esté templado y no pierda su jugosidad).

El resultado; un arroz meloso en boca por la grasa del pollo y los azúcares del vino oloroso, sabroso, intenso y sorprendentemente enriquecido para ser solo arroz con pollo de corral. Os aseguro que merece la pena la espera para probarlo.

Recomiendo acompañarlo con una mahonesa de chipotles, para tener un ligero toque ahumado y picante, y aportarle aún más untuosidad al arroz 🙂

Por último agradecer a Casa Marcial por dejarnos probar esté fantástico plato, y espero que no les moleste este pequeño homenaje a mi manera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *